10-Barranco del Horcajo

Aptitud de la ruta: senderismo
Distancia: 6.5 Km.
Duración: 3 horas.
Desnivel máximo: 240 m.
Dificultad: baja. La ruta esta señalizada en un único sentido (el más cómodo para realizar la ruta).
Temática: flora, fauna, geomorfología y paisaje.
Fuentes en el recorrido: no hay fuentes a lo largo del recorrido.

El itinerario transcurre por el valle de Hoyorredondo, acompañado desde aquí al Arroyo del Horcajo hasta su llegada al Tajo y a continuación, remontando éste, llegaremos hasta la carretera, la cual seguiremos hasta llegar al punto de partida.

Hay posibilidades de dejar los vehículos en los puntos 1 y 2 señalizados en el plano.
La hoya de Hoyorredondo es un tranquilo paraje con pinos silvestres dispersos y pastizales donde, a primeras y últimas horas del día, es posible observar ciervos, gamos y corzos. En los roquedos que lo circundan también se observan ocasionalmente pequeños rebaños de cabra montés.
Además son frecuentes las aves forestales, tanto las rapaces como azores, gavilanes y alcotanes, como los picos picapinos, herrerillos, carboneros, etc.
El Arroyo del Horcajo ha excavado en la roca caliza un espectacular desfiladero calizo, que crea unas condiciones de elevada humedad que atemperan las bajas temperaturas invernales y las elevadas estivales, por lo que en el margen del Arroyo prospera una vegetación denominada mesófila compuesta por tilos, arces, mostajos, acebos, tejos, etc…, adaptada a temperaturas suaves y elevada humedad ambiental que, aunque es frecuente en la cornisa cantábrica, es muy escasa en la zona centro peninsular. En las abruptas paredes podremos contemplar como los buitres pasan a pocas decenas de metros sobre nuestras cabezas. Además, es posible observar otras aves rupícolas como halcón peregrino, cernícalo vulgar, águila real y roquero solitario.