12-El Pellejero-Cueva del Tornero

Aptitud de la ruta: senderismo.
Distancia: recorrido lineal.
Duración: 2,5 horas (ida y vuelta).
Desnivel máximo: 290 m. desnivel acumulado 580 m.
Dificultad: media, por su elevada pendiente.
Temática: paisaje y avifauna rupícola.
Elementos singulares: cañon del río Hoz Seca, Cueva del Tornero, Cueva del Agua y obras de mampostería tradicional “Balcones”.
Fuentes en el recorrido: Río Hoz Seca y Cueva del Agua.

El sendero se apoya en la bajada del río Hoz Seca del antiguo camino de herradura de la Rayadilla. La senda parte de una planicie rodeada por los típicos sabinares rastreros y cultivos de cereal. Rápidamente, se alcanza el mirador del Hoz Seca, donde se observa una majestuosa panorámica de todo el cañón y al fondo del mismo la boca de la Cueva del Tornero. También es frecuente observar el planeo de rapaces, sobre todo buitres. Desde aquí comienza el descenso al río, el cual esta facilitado por las típicas y austeras estructuras a base de mampostería de piedra (“Balcones”).
Descendiendo por la ladera, se puede observar la acción del hombre sobre los troncos de los pinos Laricinos. En unos casos de observan troncos podados para carbonear sus ramas y en otros casos se observan cortes en la base del tronco para obtener teas con las que encender el fuego (pinos “enteados”).
Una vez al pie de la ladera y antes de llegar al cauce, se puede observar vestigios de la actividad del carboneo (chozo y la carbonera)… Continuando la senda, se alcanza la entrada de la Cueva del Tornero. Se puede entrar en la gran bóveda de la entrada, pero para acceder a su interior son necesarios conocimientos de espeleología e ir equipado con el material adecuado. Aguas arriba, a unos 250 m, encontraremos la Cueva del Agua y “Los Nacederos”, por donde brota el agua de la ladera, de una forma generosa y llamativa (sobre todo en primavera).